lunes, 23 de junio de 2014

LA ACTITUD Y LA CURACION



                                               LA ACTITUD Y LA CURACION



    Cuando recibimos tratamiento tanto médico como psicológico, es necesario un cambio en nuestra actitud vital para sanar. 
     Si el enfermo no comprende esto, y, pretende que sea la vida, la familia, sus circunstancias lo que deben cambiar, y no él personalmente, sino crece hacia la responsabilidad de ser él, el actor principal de su curación abandonando comportamientos infantiles, quejas, reproches, pautas de conducta dependientes, egoístas, pasivas, necesitado de amparo o protección, o por otro lado manifiesta un afan de poder, prepotencia, dominancia sobre todos, competitivo y con protestas, comportamientos agresivos, y no ha superado miedo, fobias,odios, sentimientos de culpa o cualquier posición vital errada y no se ha abierto a la vida en plenitud, no se esta curando aunque hayan desaparecido los síntomas por los cuales demando consulta.

   Por el contrario si su actividad vital, su actitud, su camino, son apertura y elevación de nivel de conciencia, que le permiten desplegar todas sus capacidades afectivas en el crecimiento de si mismo, como centro y foco de amor al prójimo y a si mismo, en actividad creativa de servicio que lo hace vivir la felicidad del otro como propia, mostrando en mayor o menor grado, que se ha liberado del bloqueo de sus síntomas mentales negativos para vivir su verdadera identidad en actitud positiva de apertura al mundo, entonces, se esta curando, aunque los síntomas no hayan empezado a desaparecer, e incluso aparezcan síntomas anteriores.
  Tanto un aumento de los síntomas(crisis curativa), como una aparición de síntomas anteriores, son señales de que esta cumpliendo la ley de curación, que devuelven al enfermo la plenitud, identificándose en ella y con ella.


Sara Lopez
slopezcharles@hotmail.com